¿Qué plantas son peligrosas para mi perro?

Las plantas siempre dan vida a cualquier espacio, pero debemos tener cuidado en caso de tener perros, pues algunas plantas les pueden provocar graves daños a nuestros perros y es mejor mantenerlos lejos de ellas.

  • Narciso de otoño: también se le conoce como “la flor mataperros”, debido a que es altamente tóxica, ataca a los riñones y al hígado, provocándole vómitos y deficiencias respiratorias.

  • Tulipán: El bulbo de esta flor, les puede provocar irritaciones en la boca, salivación, vómitos y/o diarreas.

  • Crisantemos: Esta planta es altamente toxica para los perros, les provoca exceso de salivación, vómitos, diarrea e hiperventilación. Podría morir por deshidratación o por un paro cardíaco.

  • Oreja de Elefante: Tanto las ramas, como las hojas, pueden provocarles desórdenes intestinales, con vómitos y diarreas, le dolerá la boca y perderá, por completo, el apetito.

  • Azalea: Provoca fuertes vómitos y diarreas, hasta el punto en que puede morir si no le atienden enseguida.

  • Ciclamen: Sus raíces les pueden provocar desde vómitos y llevarlos hasta la muerte.

  • Kalanchoe: Les puede provocar vómitos, diarreas y arritmias cardíacas.

  • Lilium: Les causa graves irritaciones en la boca, lengua y esófago.

  • Adelfas: Son altamente tóxicas, pues le ralentizan el pulso y puede provocar la muerte.

  • Caladium: Contiene en su interior cristales de oxalato cálcico, que al ser mordido les provoca babeo, vómitos e hinchazón de los labios y la lengua. Estos últimos pueden inflamarse tanto que podría correr peligro de morir por asfixia.

  • Hiedra: Les ocasiona vómitos, diarreas y un dolor abdominal agudo. Además, una señal clara de que se ha intoxicado es la salivación excesiva.

  • Difenbaquia: El látex líquido que contiene en sus tallos les pueden provocar dificultades para tragar, náuseas y vómitos.

  • Narciso: Es una planta muy tóxica, que les puede provocar arritmias, vómitos y fuertes diarreas.

  • Lirio de los valles: Puede provocar diarreas y vómitos, fuertes convulsiones, hasta la muerte.

  • Aloe vera: Les provoca depresión, vómitos y hasta temblores.

  • Acebo: Un perro expuesto a esta planta puede presentar salivación excesiva, inflamación para tragar, aparición de ampollas, trastornos gastrointestinales como diarreas y vómitos, además de alteraciones hepáticas y renales. En una sobredosis, puede acabar en la muerte del perro.

  • Hortensia: Causa diarreas, vómitos, dolores, malestar general y falta de coordinación. En casos extremos, puede morir el perro, debido a la deshidratación o a la falta de protección sobre sí mismo, debido a los síntomas.

  • Crotón: Sus hojas y semillas que caen al suelo, son altamente tóxicos para el perro; les ocasiona trastornos gastrointestinales, con fuertes diarreas y vómitos, además de somnolencia y malestar general. El perro puede entrar en shock debido a la deshidratación extrema que puede provocarle y acabar en muerte, si no se trata o no se identifica el problema.

  • Palmera Sagú: Provoca fallas hepáticas, daños en el estómago, sangre en las heces e incluso la muerte.

  • Jacinto: Su nivel de toxicidad para el perro es muy alto, les provoca irritación de la boca, exceso de salivación, vómitos y diarreas.

Las plantas como mencionamos en el artículo anterior dan mucha vida a una casa, pero debemos tener cuidado que no sean dañinas para nuestro perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *