Si tienes algunas de éstas plantas y tienes gatos… ¡cuidado!

Sin duda alguna las plantas dan mucha vida a una casa, ya sea al interior en hermosas macetas o en el jardín, pero si tenemos gatos, debemos tener mucho cuidado con el tipo de plantas que deseamos tener, pues algunas son venenosas, como:

  • El manzano: Sus semillas alteran la visión del gato.
  • Hortensia: Les provoca trastornos intestinales graves, hasta el punto de la muerte porque podría acabar deshidratado por los vómitos y diarreas.
  • Albaricoque o chabacano: Puede llegar a dañar gravemente la respiración de tu gato y alterar la vista.
  • Adelfas: Esta flor les provoca vómitos, irritación de la vista, dolor abdominal y podría provocarle hasta taquicardia, acabando en un par cardíaco.
  • Nochebuena: Provoca escozor de ojos, irritaciones y daños en las mucosas.
  • Estrella de caballero: Les provoca alteraciones gastrointestinales, pierde la coordinación de sus movimientos y en grandes cantidades muere morir.
  • Eucalipto: Provoca en los gatos diarreas y un malestar general.
  • Acebo: Los frutos como las hojas provocan fuertes diarreas y vómitos, que los lleva a una deshidratación que puede ocasionar un shock o un paro cardíaco.
  • Marihuana: Les ocasiona mareos, vómitos y convulsiones, hasta el punto en que puede alcanzar el coma.

  • Tulipanes: Les puede provocar diarreas y vómitos bastante agudos.
  • Ciclamen: Su compuesto principal, la ciclamina puede ser un purgante bastante potente, ocasionándoles diarreas y fuertes dolores abdominales. Incluso una insuficiencia renal y hasta una parálisis.
  • Palmera Sagú: Afecta al hígado y en altas dosis puede provocar la muerte.

  • Costilla de Adán: Contiene oxalato de calcio que provoca trastornos gastrointestinales, inflamación, irritaciones, hasta el punto en que puede provocar su muerte por alteraciones en la respiración.

  • Lirios: Provoca hipertensión, dolores abdominales y una gastroenteritis muy fuerte.

  • Cuna de Moisés: Su grado de toxicidad es muy alto, desde el momento en el que lo muerden les provoca irritaciones y en caso de ser ingerido les puede provocar la muerte.

  • Azalea: Les provoca diarreas, vómitos y si no se controla enseguida, lleva al gato a un estado de coma.

  • Crotón: Les ocasiona ampollas en la piel, trastornos gastrointestinales, dificultad para tragar y alteraciones hepáticas y renales; incluso provocar la muerte del gato.

  • Hiedra: Esta planta es capaz de disminuir el ritmo cardíaco y llevarlos hasta un estado de coma y luego, la muerte.

  • Difenbaquia: Les provoca daños intestinales, dificultades para tragar y hasta dolores en la boca.

Ahora que ya conoces que plantas pueden dañar a tu gato es mejor mantenerlas alejadas de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *