El Nuevo Modelo Educativo (NME) como historia única. Parte dos.

POR: Roberto González Rodríguez

En una conferencia realizada en Oxford en julio de 2009, la escritora nigeriana Chimamanda Adichie, planteaba el peligro de convertir un relato en una única historia. Un relato como el que promociona el NME, el cual es contado de manera idéntica o similar por diferentes medios: la televisión, la internet y los materiales impresos para su difusión; la convierten en su guion representacional, el cual implica la opinión sobre el gremio magisterial y su labor cotidiana, más que sobre la propuesta filosófica, de gobernanza, organizacional y curricular del mismo.

De esa manera, la difusión del NME a través de los diferentes medios, construye una única manera de abordar, explicar e incluso justificar la necesidad del NME. El relato o historia única a la que se recurre para difundir el NME termina siendo asumido como verdadero, hasta el punto de llegar a interpretarse como la única realidad o un estereotipo, sin que se le dé la oportunidad a la opinión pública a conocer otras realidades y puntos ideológicos.

Ahora bien, “[…] el problema con los estereotipos no es que sean falsos, sino que son incompletos. Hacen de una sola historia, la única historia” (Aparici, R., 2010); consecuentemente, la explicación, necesidad y justificación del NME es a causa exclusiva del desempeño docente, ya que muy poco se dice acerca de otras variables que indicen en la educación: lo social, lo económico, lo cultural, lo político, el currículum, la gobernanza y organización del Sistema Educativo Nacional, etc.

A su vez, la correlación ilusoria; puede propiciar entre los observadores de una imagen donde aparece una persona, a asociar las características de la persona observada, a otras, basándose en su condición social, apariencia, ocupación, etc. De esta forma, la correlación ilusoria puede producir entre quienes observan la difusión del NME, a asociar las mismas características de la maestra mostrada en la primera parte del video al resto del magisterio de manera generalizada.

De igual forma, la segunda imagen, pero bajo el mensaje “Es momento de un cambio…” contribuye a reforzar el estereotipo y el prejuicio respecto de los maestros, quienes supuestamente requieren cambiar; porque su trabajo ha consistido en hacer repetir fragmentos de conocimientos descontextualizados (“…existen tres tipos de puntos: punto y seguido… punto y aparte… y punto final…”); y en contraposición a lo que declara la voz de la niña, no han enseñado a pensar, reflexionar y entender.

Por su parte, el prejuicio se propicia entre los televidentes, debido a que se realiza una valoración negativa de la labor de los docentes -de educación básica, aunque por el mecanismo de correlación ilusoria se extiende a cualquier sujeto que sea nombrado(a) maestro(a)- al estimar o apreciar el valor o mérito de los maestros antes del NME, como el de profesionistas que únicamente se dedican a promover entre los alumnos bajo su responsabilidad la repetición de cantaletas carentes de significado en la construcción del conocimiento y en la tarea de aprender.

Para lograr lo anterior, se maneja de forma elocuente y desproporcionada entre otras:

  • Información inexacta, dado que se utiliza información deliberadamente falsa con el fin de desacreditar a los maestros en su labor previa al NME, ya que presenta bajo la imagen de un maestro, la imagen del magisterio nacional.

Asimismo, presenta el mensaje “Es momento de un cambio, que en la escuela ya no nos hagan repetir las cosas, sino que nos enseñen a pensar, a reflexionar y a entender. Eso es aprender a aprender. Eso es el Nuevo Modelo Educativo”; como algo totalmente nuevo, cuando en realidad, el postulado “Aprender a aprender” está vigente como parte de la política educativa en los Planes y Programas de Estudio de la Educación Básica, y Educación Normal, al menos desde los años noventa y de manera explícita aparece en el Compromiso Social por la Calidad de la Educación en sus propósitos y principios: “4. Conjugar adecuadamente los enfoques centrados tanto en el aprendizaje como en la enseñanza, para que el alumno aprenda a aprender, aprenda para la vida y a lo largo de toda la vida”. (SEP, 2002). De esta forma se comprueba que la información que se comunica a la población mexicana, es inexacta.

  • Información injuriosa, porque le imputa a los maestros de hechos o cualidades en menoscabo de su fama o estimación: ineptitud, ineficacia, falta de actualización en su proceder como profesionales de la educación, al no propiciar -supuestamente- entre sus alumnos; el pensamiento, la reflexión y el entendimiento o la comprensión, además de hacerlo bajo un esquema falto de sentido didáctico y pedagógico para propiciar el aprendizaje.

Propuestas

  • Solicitar a la SEP, la cancelación de la promoción del NME, hasta que expertos en materia de comunicación y educación revisen la formulación correcta del contenido que se requiere comunicar.
  • Reformular la campaña de difusión del NME a partir de información más profunda sobre el mismo y que no esté centrada exclusivamente en la labor del docente como único factor, explicación y justificación de la necesidad de un cambio.
  • Reconocer las diversas realidades que motivan la necesidad del cambio en el modelo educativo que permita a los diversos actores educativos buscar interpretaciones alternativas a las de los lugares comunes o estereotipos.
  • Conformación de un código ético de comunicación de la SEP con base en los principios, valores y normas de conducta del Acuerdo número 26/12/15 por el que se expide el Código de Conducta para los Servidores Públicos de la Secretaría de Educación Pública.

 

Referencias bibliográficas

Aparici, R., (2010). La construcción de la realidad en los medios de comunicación. Edit. Universidad Nacional de Educación a Distancia; Madrid, España.

Atienza, J. L. (2005). ¿Cómo se ven? ¿Cómo nos ven? Atrapados en los estereotipos. Una investigación sobre las representaciones culturales de estudiantes extranjeros de la Universidad de Oviedo. Edit. Ediciones de la Universidad de Oviedo: Oviedo, España.

McMahon, B. y Quin R., (1997). Historias y estereotipos. Edit. Ediciones de la Torre: Madrid, España.

Hamilton, D. y Gifford, R (1976). Illusory correlation in interpersonal percepción: A cognitive basis of stereotypic judgments. Journal of Experimental Social Psychology. 12(4): 392-407.

Ngozi, Ch (2009). El peligro de la historia única. TEDGlobal, obtenido el 4 de abril de 2017 de: https://www.ted.com/talks/chimamanda_adichie_the_danger_of_a_single _story?language=es#t-117590

Popper, K., Condry, Ch., Clark, Ch., y Wojtyla, K., (1998). La televisión es mala maestra. Edit. Fondo de Cultura Económica: México.

RAE, (2017). Diccionario de la lengua española. Consultado el 26 de marzo de 2013 en: http://www.del.rae.es.

SEP, (2002). Compromiso Social por la Educación. SEP: México.

SEP, (2013). Ley General de Educación. SEP: México.

SEP, (2017). Código de Conducta SEP. Consultado el 26 de marzo de 2017 en: http://www.gob.mx/sep/acciones-y-programas/codigo-de-conducta-sep-19566SEP.

2 thoughts on “El Nuevo Modelo Educativo (NME) como historia única. Parte dos.

  • 19 abril, 2017 at 10:14 pm
    Permalink

    Comparto la opinión de que la información sobre el NME es inexacta, porque es algo de tiempo atrás en 2002.
    Y estoy de acuerdo con la primer y tercer propuesta en esta ultima por la trascendencia de considerar la diversidad de realidades existentes en el país y q estas sean aplicables para todos los niveles y sectores educativos. Porque se plantean posturas alejada de los contextos

    Reply
  • 22 abril, 2017 at 1:36 pm
    Permalink

    Excelente artículo, el mundo actual requiere nuevas habilidades que se esperaría estubieran contenidas en el NME, la habilidad de comunicar, de pensar críticamente, de cooperar, compartir, conservar, entre otras.
    Para lograrlo, se necesita no solamente un discurso que lo enuncie, sino todo un proyecto de nación que concuerde con esos ideales, el NME nace moribundo, pues no existe en el entorno los componentes que lo hagan válido, es decir, de qué sirve que se le enseñe a pensar críticamente a la sociedad si cuando se señalan las incorreciones del sistema las instituciones no las corrigen, se asesinan a los periodistas que las investigan y publican, desaparecen estudiantes y no existen personas sujetas a investigación, existen actos de corrupción gubernamental y ni la PGR, ni la Secretaría de Hacienda se dan cuenta, a los defensores de pueblos, áreas protegidas, riquezas naturales los asesinan, los encarcelan y la sociedad solamente observa acríticamente, el Sistema regala durante años dinero durante procesos electorales, a los estudiantes, los beca por desempeño académico, por pertenecer a la banda de guerra, a la escolta escolar etc, etc.y cuando logran su título de nivel superior, los desechan sin más, por medio de una evaluación injusta y punitiva, enviando la larga inversión de todos a la basura, qué país del mundo derrocha así su capital humano? POPULISMO y DEMAGOGIA ya son gobierno.
    La sociedad mexicana está enferma, la han enfermado la corrupción, la impunidad, la violencia y la pobreza institucionalizada por sus gobernantes, es difícil lograr así una educación que transforme la realidad de nuestro país, difícil decir que empiece uno, cuando las personas elegidas para establecer los caminos y la gobernanza están extraviados de ambición. Antes que una Reforma Educativa se requiere una reforma política, de otra manera, los maestros seguiremos siendo el costal de box de políticos y de la sociedad entera.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *