Dejan en libertad al feminicida de Fátima Quintana, su familia pide seguridad

El grito de #JusticiaParaFátima se escuchó una vez más en el corazón del Estado de México, Lorena y Jesús regresaron a Toluca, al memorial de su hija Fátima Quintana Gutiérrez, ubicado a un costado del Poder Judicial para recordarles a las autoridades estatal que tienen un gran pendiente con su familia, ese pendiente se llama justicia, pues uno de sus feminicidas salió en libertad este jueves 16 de junio.

Misael Atayde Reyes, uno de los tres feminicidas que se sintieron con el derecho de violar, torturar, asesinar y lapidar a Fátima, de tan solo 12 años de edad, en la comunidad de La Lupita Casas Viejas de Lerma, quedó en libertad tras estar interno 5 años en el Centro de Internamiento para Adolescentes Quinta del Bosque, debido a que al momento de los hechos era menor de edad y bajo el argumento de que se le debe respetar su “derecho de continuar su proyecto de vida”.

Fátima fue asesinada el 5 de febrero de 2015, cuando regresaba de la escuela, ese día Misael fue detenido, pero 15 días después una Magistrada de menores del Poder Judicial del Estado de México desestimó las pruebas en su contra y lo dejó libre, tras una gran batalla legal, la familia de la pequeña y su abogados lograron que fuera recapturado, en ese momento ya tenía 20 años de edad pero fue juzgado como menor.

Lorena, mamá de Fátima dijo “me siento muy indignada porque el sujeto que asesinó a mi hija fue dejado en libertad” y le envió un mensaje “Ojalá vivas muchos años Misael, porque en vida tienes que pagar lo que le hiciste a mi niña”.

Lorena reprochó el actuar de las autoridades, recordando que “a nosotros, los padres de Fátima, se nos dijo en una audiencia que teníamos que respetar los derechos que tiene él, a un proyecto de vida, un derecho que él no le respetó a mi hija.

La abogada de la familia y del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, Ximena Ugarte explicó que las autoridades mexiquenses lo dejaron en libertad a pesar de que no ha cumplido con la reparación del daño.

La familia Quintana Gutiérrez ha vivido desplazada debido a las amenazas y agresiones de las que han sido objeto por parte de familiares de los tres feminicidas, y ahora con la liberación de Misael temen aún más por su integridad, por lo ello urgen a las autoridades estatales medidas de protección y que se le prohíba acercarse a ellos.

“No tenemos garantías de no repetición, no tenemos garantías de permanecer con vida, no tenemos garantías de seguridad”, se quejó Lorena Gutiérrez.

Los otros dos feminicidas continúan presos, Luis Ángel fue sentenciado a 73 años de cárcel y José Juan a prisión vitalicia.

Lorena y Jesús continuarán con su lucha por la justicia y recordándole a las autoridades que el #5DeFebreroNoSeOlvida.